¿Por qué nos gusta tanto el cine de acción?

Aquí te explicamos qué nos pasa por la cabeza, mientras esperamos el especial

¿Qué nos pasa cuando nos tomamos un par de horas para relajarnos y disfrutar de una buena película? Además de distraernos de nuestra cotidianeidad, al ver films se producen varios efectos en nuestra cabeza. De acuerdo con diferentes estudios, cuando vemos una cinta en nuestro cerebro ocurre una infinidad de procesos que fomentan una serie de emociones y sensaciones.  

Cuando miras una producción que capta tu atención y te sientes transportado:

1. Dejas de estar atento a tu cuerpo. Si estabas cansado, enfermo o con una jaqueca, olvidas todo durante ese momento.

2. Te abstraes de tu entorno. No prestas atención a las personas de tu alrededor ni a lo que sucede.

3. No dudas. Crees en todo lo que ves y aceptas cosas que son totalmente improbables, te entregas. 

4. Tienes sentimientos cuando se dan diferentes situaciones, aunque sabes que no son reales.

Los largometrajes de acción nos brindan emociones, que aunque pueden ser terroríficas, no son reales, que tienen un final y es por ello que podemos soportarlas. Cada vez que vemos una producción que nos entretiene, nuestro cerebro se toma unas vacaciones y se deja llevar en una montaña rusa que al final nos deja a salvo en casa.

Dato TNT: Si te gustan las emociones fuertes, durante este mes podrás disfrutar de grandes películas de acción por TNT con el "Especial Furioso", del 17 al 20 de marzo.
por TNT