Margot Robbie entrenó muy duro para ser Harley Quinn

La actriz se exigió muchísimo para interpretar a la villana

No es novedad que los actores y las actrices someten su cuerpo a cambios –a veces insalubres– para interpretar roles icónicos. Muchos lo hacen para papeles con los que después ganarán un Oscar®, mientras que otros por el simple placer del desafío o para adaptarse a un film que promete ser taquillero. Algunos de los nombres más recordados son los de Matthew McConaughey en "El club de los desahuciados" (Dallas Buyers Club), Christian Bale en "El maquinista" (The Machinist), Tom Hanks en "Náufrago" (Cast Away) y Charlize Theron en "Monster". Pero no son los únicos ni serán los últimos.

Recientemente, Margot Robbie hizo lo mismo para poder encarnar a Harley Quinn en "Escuadrón Suicida" (Suicide Squad). Sin ir al extremo de los mencionados, la australiana llegó a ejercitar tres horas por día casi todos los días para lucir como el personaje de los cómics. Su preparadora Andie Hecker detalló a la revista People que alternó pilates, ballet y fitness para tener el cuerpo que ella quería para la eterna enamorada del Joker.

Según dijo, al comienzo realizaba un entrenamiento de una hora entre cuatro y cinco veces por semana. Sin embargo, a medida que avanzaba el rodaje de la película que estuvo a cargo de David Ayer, la blonda intensificó aquello relacionado a tonificación y definición de los músculos y a gimnasias cardiovasculares. "Fue toda una soldado", opinó la responsable de ayudarla en los preparativos.  
por Alejandro Cusa