Los actores y sus peligrosas dietas

Chris Hemsworth bajará de peso para su próximo papel. Aquí, un repaso por los actores que se sometieron a dietas poco saludables

Con la noticia y revelación de que Chris Hemsworth, también conocido como Thor, está haciendo una dieta para rebajar de peso que consiste en comer entre 500 y 600 calorías por día para su próximo papel, hemos decidido hacer una lista de los actores que más han rebajado o aumentado de peso para sus películas. A continuación, las estrellas que se sometieron a un régimen que fue muy poco saludable.

6. Russell Crowe (The Insider)
Durante varios años, el actor ha batallado con su peso. Él mismo ha dicho que apenas deja de hacer ejercicios su cuerpo automáticamente intenta llegar a su peso máximo. ¿Por qué hace eso? Solo los médicos lo sabrán. Cuando apareció en el film "The Insider", en 1999, muchos pasaron por una gran sorpresa al verlo gordo y redondo por primera vez, comparado con su físico en previa cintas. Para su papel, aumentó 35 libras, pero esa transformación le ayudó a ser nominado al Oscar. Un año después, regreso a su peso normal en "Gladiator", sólo para agregar unas inmensas 63 libras para su "Body of Lies" de 2008. Lo curioso de ese caso es que el resultado de aquella fue bastante mediocre.

5. Matt Damon (The Informant y Courage Under Fire)
Su primer gran trabajo en el que consiguió un papel estelar fue con "Courage Under Fire", en 1996, cuando interpretó a un veterano de guerra adicto a la heroína. Tuvo que perder 40 libras en 100 días por sólo 48 horas de rodaje. La pérdida de masa casi lo mató, ya que su corazón pudo haberse encogido. Por este motivo, tuvo que tomar una medicación durante un año y medio para corregir el estrés causado a su glándula suprarrenal. La disminución de peso también afectó su metabolismo por años. 
Muchos pensaron que Damon nunca "jugaría" con este tema nuevamente, pero decidió hacerlo otra vez, aunque a la inversa, en 2009. En aquel año llegó a aumentar libras para "The Informant" de Steven Soderbergh". Estuvo casi irreconocible. De acuerdo a lo dicho por el propio Damon, comió pizzas, hamburguesas y tomó cervezas negras. "Me sentí muy bien durante un tiempo y después empezó a sentirse como trabajo. Las primeras 20 libras eran divertidas y entonces comenzó a molestarme porque no podía hacer ejercicio", señaló. Su actuación fue muy buena, pero los premios nunca llegaron para la comedia negra.

4. Tom Hanks (Cast Away, Philadelphia)
Fue uno de los grandes en amaestrar el arte de subir y bajar de peso para los personajes en sus películas. Muchos aún recuerdan cuando apareció en "Philadelphia" flaco, con un aspecto enfermo. Perdió 26 libras para encarnar a un hombre que sufría de SIDA. Esto le valió un Oscar. Después hizo lo mismo para "Cast Away", donde pasó de 225 a 170. El director Robert Zemeckis detuvo la producción para dejar que Hanks se pusiera a dieta. Recientemente, la estrella confesó en un show de televisión que las fluctuaciones de peso de sus roles a lo largo de su carrera lo habían diagnosticado con diabetes tipo 2. Por este motivo, está tomando  medicamentos para solucionar el problema.

3. Matthew McConaughey (The Dallas Buyers Club)
Es el actor del que más se está hablando este año por su severa reducción de peso, 50 libras en total. La estrella, de quien hay rumores de una posible nominación al Oscar, pesaba normalmente 185 libras. Su meta original era pesar 145 para el rol, pero terminó rompiendo esa marca para parecer gravemente enfermo como un raquítico. McConaughey reveló que llamó a Tom Hanks para pedirle consejos, ya que él hizo lo mismo para "Cast Away" y "Philadelphia". De acuerdo a varios reportes, estuvo supervisado por un médico y un nutricionista. 

2. Robert De Niro (Raging Bull)
Robert De Niro aumentó 60 libras para una escena de "Raging Bull", uno de los films más graciosos y dramáticos de la historia del cine. Probablemente, el santo patrón de cualquier lista de este tipo, el aumento de peso de Robert De Niro para el papel de los últimos días Jake La Motta es legendario. Durante una pausa de cuatro meses de rodaje, diseñado para este propósito, se hartó en Italia y Francia antes de volver a filmar escenas posteriores. Queso y pasta fueron su dieta y funcionó. La metamorfosis es asombrosa.

1. Christian Bale (The Machinist)
El más severo de los casos que he visto fue el de Christian Bale para "The Machinist". Dejó de comer e hizo ejercicios para bajar 63 libras para su rol de maquinista que sufre de insomnio. Según confesó, quería ver si podía empujar los límites de su físico. Su dieta diaria consistía en consumir vitaminas, correr y comer una manzana y lata de atún al día. Para asegurarse de que cumpliera con estricto régimen, cortó toda vida social. Lo más curioso del caso es que el director de la cinta, Brad Anderson, nunca le pidió perder tanto peso. Entonces, ¿por qué demonios hacerlo? Luego, tuvo aumentar 100 libras para Batman. ¡Qué locura!
por Jack Rico