Las mejores cintas navideñas de los 80s y 90s

En tntla.com hacemos un repaso por las grandes películas ochentosas y noventosas que mencionan la Navidad. ¿Cuáles agregarías?

Hablar de las mejores producciones navideñas de la historia puede ser considerado por muchos como falta de imaginación. Sin embargo, hacer mención a aquellos films que provocan los mejores sentimientos y "piantan" un lagrimón es un paso obligado, tal como lo es sacarse los zapatos antes de tirarse "estilo bomba" en la piscina o poner la "mirada Zoolander" frente al espejo cuando se sale a bailar por la noche.

"Mi pobre angelito" (Home Alone), aquella cinta de 1990 dirigida por Chris Columbus y que lanzó al estrellato al ya alicaído Macaulay Culkin, es una de las destacables. Se estrenó cuando faltaba más de un mes para el 24 de diciembre y, en poco tiempo, alcanzó una repercusión inesperada que obligó a una segunda parte en el '92.

La misma sigue las hilarantes aventuras en Kevin McCallister (el blondo lo interpretó), un niño que es olvidado por sus padres y hermanos en Chicago el día que viajan a París para pasar las fiestas. De ese desafortunado e improbable accidente nace la historia, la cual involucra la desesperación de la madre (Catherine O'Hara le dio vida) por volver con su consentido, el intento de dos torpes delincuentes (Harry y Marv, encarnados por Joe Pesci y Daniel Stern, respectivamente) de desvalijar la casa de la ausente familia y, gracias al rol de Roberts Blossom como "El viejo Marley", la moraleja de que no hay que juzgar a las personas por las apariencias.

Otra de las buenas, que incluso ridiculiza un poco el género del terror, es "Gremlins". Dirigido por Joe Dante y escrito por Chris Columbus, el largometraje del '84 – éxito comercial indiscutido –  es un clásico de la Navidad, como el vitel toné, la ensalada rusa y el pan dulce (¡Guai si llegan a faltar a la mesa!).

La ficción comienza con el extraño regalo de un padre a su hijo: una criatura comprada en el Barrio Chino de Nueva York llamada Mogwai y rebautizada como Gizmo, que no debe exponerse a la luz solar ni al agua ni a la comida después de la medianoche. ¿Por qué tantas precauciones? ¿No era mejor un perro, un gato o hasta una lagartija? Sin duda, cualquiera de las mencionadas opciones era mejor, pero no habría qué contar. Como era de esperarse, el joven que recibe el obsequio no cumple con los requisitos y del pequeño animal peludo nacen cientos de otros iguales a él, aunque malévolos hasta la médula. La consecuencia es una ciudad devastada. La lección, siempre hay que ser responsable y cumplir las reglas... y no buscar a última hora los presentes.

En España se la conoce como "Eduardo Manostijeras", pero en América Latina es "El joven manos de tijera" (Edward Scissorhands), una de las mejores películas del realizador Tim Burton y que en esta oportunidad también está entre las que cualquiera elegiría para la Nochebuena. Johnny Depp fue el extravagante personaje principal, ganándole el lugar a Tom Cruise y Robert Downey Jr., mientras que Winona Ryder se puso en la piel de la bella Kim.

Con la excusa de explicar por qué nieva, el film, influenciado por grandes clásicos de la literatura como "Frankenstein o El moderno Prometeo" (Frankenstein or The Modern Prometheus) y "El fantasma de la ópera" (Le Fantôme de l'Opéra), narra una de las más extraordinarias historias de amor. Vio la luz en 1990, cuando el calendario marcó el 14 de diciembre.

A la hora de esperar a Santa Claus en el Norte y a Papá Noel en el Sur, "Los fantasmas contraatacan" (Scrooged), otra ochentosa, es infalible. Salió el 23 de noviembre del '88 en los Estados Unidos, con el brillante Bill Murray como protagonista y Richard Donner en la silla de director, tal cual había hecho en "Arma mortal" (Lethal Weapon), "Superman" y "La profecía" (The Omen).

La comedia trae hasta nuestra época "Cuento de Navidad" (A Christmas Carol), escrito por de Charles Dickens en 1843, y se enfoca en Francis Xavier "Frank" Cross, un avaro y workaholic ejecutivo de televisión que trabaja y hace trabajar a todos la Nochebuena. En medio de este desagradable hecho, recibe la visita de los fantasmas del pasado (lo inmortalizó David Johansen), del presente (Carol Kane) y del futuro. Estas apariciones lo llevan a recorrer diferentes estadios de su vida, le muestran cómo afecta a las personas y cuán sólo terminará si continúa con su despreciable actitud. ¿Cómo concluye todo? Color de rosa… o rojo y verde, cual arbolito navideño.

Hecho este recuento, lectores asiduos de tntla.com, ¿qué películas agregarían a la lista?, ¿qué cintas elegirían para conformar una nómina de las peores? Esperamos sus respuestas y les deseamos unas felices fiestas.
por Alejandro Cusa