Las 5 peores películas de Brad Pitt

A lo largo de su carrera tuvo varias elecciones poco felices, pero que lo hicieron el gran actor que es hoy. ¿Cuáles son?

Brad Pitt, carilindo de Hollywood, no siempre ha sido un actor sólido. Se ha tropezado varias veces a lo largo de su carrera y con en esta nota queremos celebrar sus fracasos, porque sin ellos no sería la gran estrella de hoy.  Desde mi punto de vista, aquí tienen los cinco peores largometrajes del extraordinario intérprete que nos deleita y, muy de vez en cuando, decepciona. Claro está, pueden disentir, porque el cine es subjetivo y en el debate también se disfruta.

5. The Mexican (2001)
Trama: Para su último trabajo, Jerry Welbach (Brad Pitt), un "mecánico" de la mafia, tiene que transportar una valiosa pistola antigua llamada "La mexicana" al otro lado de la frontera. Si hace este trabajo, su novia, Samantha (Julia Roberts), amenaza con dejarlo.

Por qué es tan mala: El film prometió mucho al tener dos de las grandes estrellas de Hollywood en la misma pantalla. Sin embargo, una de las mayores quejas es que promete mucho, pero conduce a callejones sin salida. Te hace anhelar por más romance o por lo menos más interacción entre Jerry y Samantha, que pasan la mayor parte de la cinta en lugares distintos. El final también traiciona el tono inicial, haciendo que la comedia se vuelva inesperadamente violenta. "The Mexican" definitivamente no es la peor de Pitt, pero sin duda no se acerca a una de sus mejores.

4. Meet Joe Black (1998)
Trama: William Parrish (Anthony Hopkins) es un hombre rico que sufre un ataque al corazón en su cumpleaños número 65. El ángel de la muerte (Brad Pitt) le pega una visita a William, pero en la forma de un hombre recientemente fallecido. Negándose a morir todavía, el sesentón llega a un acuerdo con la muerte en el que obtiene más tiempo para vivir, mientras que Joe Black, así se hace llamar este temido personaje del rubio, llega a sentir lo que es ser un  humano. Muy pronto se enamorará de una de las hijas de William.

Por qué es tan mala: La película es innecesariamente larga y se mueve a un ritmo tan lento que parece que tuvieras que esperar una eternidad para que algo pase. Lo único que salva a esta cinta es la actuación natural e inteligente del gran Anthony Hopkins. Pitt, muy consiente de sí mismo, no se regala al papel y su actuación parece un poco obligada. Es una modesta película, pero no ofrece nada memorable.

3. Johnny Suede (1991)
Trama: Johnny Suede tiene todo lo que necesita para ser la próxima estrella de rock: la actitud, el copete y la guitarra, pero le falta un par de zapatos de gamuza. Después de que milagrosamente le caen del cielo, conoce a dos mujeres, una que le enseña que hay cosas más importantes que un par de zapatos.

Por qué es tan mala: Esta película tiene el potencial de ser genial, única e interesante, pero en realidad es totalmente aburrida. La actuación de Pitt es muy débil, pero su dramático cabello, por lo menos, ayuda a dar un poco vida a la producción.

2. The Devil's Own (1997)
Trama: Tom O'Meara (Harrison Ford), un policía honesto, le ofrece su casa a Frankie McGuire (Brad Pitt), un joven que él cree que está huyendo de la violencia en Irlanda. Sin embargo, en realidad es un terrorista del Ejército Republicano Irlandés decidido a vengar la muerte de su padre.

Por qué es tan mala: El film parece querer complacer a todos al hacer Frankie McGuire, el villano de la historia, un personaje tan simpático y amable que incluso Tom O'Meara quiere salvarlo. De este modo, la historia le saca todo el suspense y deja a la audiencia con un cadáver sin alma. Algunos críticos y miembros de la audiencia agregan que le falta sentido histórico, dejando a los estadounidenses sin conocer el conflicto real. Aun peor es el pésimo acento irlandés de Pitt, que hace la película un poco intolerable. 

1. Cool World (1992)
Trama: Cuando el mundo de dibujos animados y la realidad se mezclan el resultado no es muy bueno. Hollie Would, una hermosa y coqueta chica del cómic de "Cool World", está tratando de cruzar hacia el mundo real y logra seducir a su dibujante para lograrlo. Ahora todo depende del detective Frank Harris (Brad Pitt) - un veterano de la Segunda Guerra Mundial que fue transportado accidentalmente al mundo de dibujos animados, pero ahora está como policía de la ciudad –, quien tiene que detener la locura.

Por qué es tan mala: Esta es probablemente una de las peores películas que ha hecho Brad Pitt. A la mezcla de animación con acción real le falta más detalle y por eso es poco convincente. Los personajes fueron mal dibujados y sus interacciones con personas reales no coinciden muchas veces. Es más, hasta la historia carece de sentido porque el director parece cortar a escenas que no tienen nada que ver con las anteriores.
por Jack Rico

PUBLICIDAD
TNTLatam Youtube