La emotiva carta de Peter Jackson a Christopher Lee

"Un ícono del cine se ha transformado en leyenda", señaló

Tras la muerte de Christopher Lee, actor que se despidió de este mundo a los 93 años luego de haber cautivado con personajes tan inolvidables como Saruman y Drácula, el director Peter Jackson escribió una carta dedicada al intérprete que dejó su huella en el corazón de los amantes del séptimo arte. A través de Facebook, el realizador que supo dirigirlo en "El señor de los anillos" (The Lord of the Rings) le dedicó unas líneas que dan cuenta de cuánto lo afectó su adiós.

"Con tremenda tristeza, me he enterado que falleció Christopher Lee. Tenía 93 años y desde hace tiempo no gozaba con su buena salud habitual, pero su espíritu seguía, como siempre, indomable.

Christopher hablaba siete idiomas; era en todos los sentidos un hombre de mundo. Bien versado en artes, política, literatura, historia y ciencia. Era un erudito, un cantante, un extraordinario narrador y, por supuesto, un actor maravilloso. Una de mis cosas favoritas en Londres era visitar a Christopher y Gitte, donde me regalaban horas de historias sobre sus maravillosas vidas. Me encantaba escucharlas y a él le encantaba contar las historias, que eran más emocionantes porque eran verdaderas, sobre su tiempo en la Fuerzas Aérea, en la Segunda Guerra Mundial, los años de terror en Hammer y su trabajo con Tim Burton, del que se sentía muy orgulloso. 

Fui muy afortunado por trabajar con Chris en cinco películas y nunca dejé de emocionarle al verlo en el set. Recuerdo que cuando cumplí 40 años (él tenía 80 en ese momento) me dijo: "Eres la mitad de hombre que yo". Ser la mitad de hombre que Christopher Lee es muchísimo más de lo que podría esperar ser. Él fue un verdadero caballero, en una era en la que la gente no valora la caballerosidad.

Crecí amando las películas de Christopher Lee. Durante la mayor parte de mi vida estuve cautivado por los roles que no sólo creo, sino que mantuvo durante décadas. Pero en algún momento del camino Christopher Lee, de repente y por arte de magia, se disolvió y se convirtió en mi amigo Chris. Y a él lo amo todavía más. Nunca habrá otro Christopher Lee. Él tiene un lugar único en la historia del cine y en los corazones de millones de fans alrededor del mundo.

El mundo será un lugar peor sin él. 

Mis más profundas condolencias a Gitte, su familia y amigos.

Descansa en paz, Chris.

Un ícono del cine se ha transformado en leyenda".
por Alejandro Cusa