El emotivo discurso de Jared Leto

El de Louisiana consiguió el Oscar a Mejor Actor de Reparto y brindó palabras que conmovieron a todos

Este domingo por la noche, en la 86 Entrega del Oscar que emitió TNT para toda América Latina, Jared Leto volvió a subir al escenario para levantar la estatuilla a Mejor Actor de Reparto. Lo había hecho en los Golden Globe, los SAGs, los Critics' Choice, los Hollywood Film Awards y los Film Independent Spirit Awards, entre varios etcéteras, por lo que la lógica indicaba que tenía todas las fichas para pisar las tablas del Dolby Theatre tras su brillante encarnación de Rayon en la aplaudida "Dallas Buyers Club".

Al escuchar su nombre de boca de la bellísima Anne Hathaway, el vocalista de 30 Seconds to Mars piso las escalinatas, recibió el galardón y se paró frente al micrófono, donde recordó que su madre, soltera y habiendo abandonado los estudios, buscó "una mejor vida para sí y sus hijos", alentándolos a hacer algo especial: "Mamá, te adoro. Gracias por enseñarnos a soñar". "A todos los soñadores del mundo que nos están mirando en lugares como Ucrania y Venezuela, quiero decirles que estamos aquí mientras ustedes luchan por lograr sus sueños, por vivir lo imposible - continuó - Esto es para las 36 millones de personas que perdieron la batalla contra el sida y para aquellos que han sentido injusticia por las personas que aman. Esta noche estoy parado ante el mundo con ustedes y para ustedes".

El cuarentón que aún conserva rasgos de niño en su rostro venció en la quinteta Michael Fassbender (12 Years a Slave), Bradley Cooper (American Hustle), Jonah Hill (The Wolf of Wall Street) y el novato Barkhad Abdi (Captain Phillips). Amén de su excelente interpretación, la transformación física –redujo cerca de 15 kilos – lo colocó en la mira de la Academia, que no dudó en distinguirlo y que sigue relegando a su contrincante germano.

En "Dallas Buyers Club", largometraje que intentó filmarse por al menos dos duplas de actor-director y que llevó adelante Jean-Marc Vallée, Leto se pone en la piel de un joven homosexual tejano, adicto a las drogas fuertes y consumiéndose cada día por el VIH. Por su parte, la historia – real y que se conoció por un artículo del The Dallas Morning News en 1992 – sigue los pasos de Ron Woodrof, un proxeneta con SIDA que procura medicamentos a numerosos enfermos que no pueden adquirirlos por sus propios medios.
por Alejandro Cusa
Tags oscar oscars

PUBLICIDAD
TNTLatam Youtube