Golden Globes: "Rush", drama, velocidad y excesos

De cara a la entrega del domingo, llega el turno de saber con qué chances de ganar cuenta el film de Ron Howard

De cara a la septuagésima primera entrega anual del Globo de Oro a lo mejor de la cinematografía y la televisión, según la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, seguimos con el análisis de la categoría principal, la de Mejor Película, a su vez subdividida en dos: Drama y Comedia y/o Musical. Hoy le toca el turno a la más reciente obra del pelirrojo Ron Howard titulada "Rush", una cinta que tuvo una premiere en Londres en septiembre, para 6 días después exhibirse en el Festival Internacional de Cine de Toronto, una de las ventanas más importantes de cara a la Temporada de Premios. 

Es un film basado en hechos reales, el cual retrata la rivalidad que hubo en la Formula 1, en el segundo lustro de la década del setenta, entre los célebres e icónicos pilotos Niki Lauda y James Hunt. La incompatibilidad de personalidades obedecía incluso a sus mismas nacionalidades. El primero, austríaco de nacimiento, tenía esa organización, disciplina, seriedad y rectitud teutona. Por si parte, el segundo, de nacionalidad británica, era un poco más fiestero, desprendido e irresponsable. 

Lauda era un tipo poco agraciado físicamente al que incluso apodaban "la rata" por esos dos pequeños dientes que se le asomaban. Hunt era un rubio de ojos azules, pelo largo y tremendamente bien parecido. Lauda, tranquilo y concentrado; Hunt, en la parranda, las mujeres, el alcohol y el jet set. Este era una estrella de rock que no tocaba música, pero manejaba autos de carreras con una precisión y talento innegables, características que su discreto -pero genial- compañero de pista austríaco también tenía. Dos mundos, dos autos, una sola pista y un sólo campeonato.

Desde los circuitos anteriores a la máxima categoría, pasando por el terrible accidente sufrido por Lauda -quien quedó con quemaduras y cicatrices eternas- hasta el mítico y peligroso Gran Prix de Japón del 76, "Rush" retrata paralelamente la rivalidad desde la cuestión deportiva hasta el costado humano en ambas partes.

¿Contra quién compite?
"12 Years a Slave"
"Captain Phillips"
"Gravity"
"Philomena"

Puntos a Favor
Ron Howard sabe confeccionar grandes historias y lo ha demostrado desde la producción, hasta la dirección de entrañables películas. Es miembro de la Academia y un tipo conocedor de Hollywood con sus vicios y clichés como industria, por lo que sabe por dónde atacar. Más allá de artimañas para simpatizar con los votantes, es indudable que ofreció una grandiosa historia de alta calidad, que se debate entre la acción adrenalínica y  la interacción humana que engrandece y sobaja, fortalece y debilita a sus personajes, en una interesante mecánica interna de la cual el espectador es testigo y termina involucrándose. 
Tiene un gran desarrollo en donde uno hace juicios  de los protagonistas y sus personalidades a priori y termina en giros inesperados, en una historia que al final de cuentas todos conocíamos y sabíamos en qué iba a terminar. Eso es una gran cualidad: lograr misterio, nerviosismo y expectativa en una historia de la cual conoces el desenlace. La contó bien, le dio giros dramáticos, efectivos, y condimentó bien.
Visualmente, "Rush" es toda una proeza. Todo tipo de cámaras fueron utilizadas para retratar de cerca las carreras de Fórmula 1. Hay un vértigo constante y una visión multiangular. Grandioso trabajo de Anthony Dod Mantle, el fotógrafo londinense que ganó el Oscar con la colorida "Slumdog Millionaire".
Hay que mencionar al actor alemán Daniel Brühl, a quien recordamos en las grandiosas "Adiós a Lenin" y "Los Educadores", dos films alemanes que bien valen la pena.  Brühl hace un excelente trabajo retratando al antipático pero entrañable Niki Lauda. El acento que hace en inglés, la forma de hablar y moverse es escalofriante. Como un acto de morbo, busqué entrevistas con Lauda, encontrando que lo que hizo el joven germano-hispano fue creíble, estudiado y efectivo. He aquí por cierto un punto para no doblar las películas. Acaban con parte del trabajo de los actores, pero ese es otro tema.

Puntos en Contra
A pesar de que la historia debate y rebota entre dos visiones diferentes como lo son el deporte y la parte humana, la balanza se siente más inclinada hacia el lado de la acción. Sabemos que esta temporada se concentra más en la parte dramática, y esta cinta carece de ello.
Es inútil buscarle falencias a una producción que lo tiene todo. Grandiosa música, un diseño de arte irreprochable, actuaciones, dirección, guión, etcétera.  Frente a un aparente largometraje perfecto, la mayor debilidad de "Rush" no recae en su manufactura o fondo, sino en contra quiénes compite.

¿Qué posibilidades tiene?
Honestamente, muy escasas. Si hiciéramos un conteo del 1 al 5, en donde el 1 es la favorita a ganar y el 5 es la más débil, "Rush" estaría flotando entre el 3 y el 4. Si la parte visual era una locura y proeza, "Gravity" llegó empujándola, rebajando su poder y efecto. Si la historia estaba basada en la competencia y en el choque de dos mundos, entonces "Philomena" le pone enfrente un sentimentalismo apabullante, con el cual no podría competir. Si pretendían misterio, nerviosismo y angustia, "Gravity" de nuevo la empuja, trayendo el terror absoluto y la sofocación inevitable. Si "Rush" te da vértigo, "Gravity" te hará vomitar. Si basarían todo en sus actuaciones, entonces "12 Years a Slave" con una historia sólida, eterna, que afecta, que pega y que evidentemente tiene actuaciones que dejan a uno helado, la desecha y diluye. 
"Rush", de Ron Howard, es una excelente cinta llena de cualidades; sin embargo, no es favorita.

¿Qué otras nominaciones tiene en el Globo de Oro?
El teutón-catalán Daniel Brühl aspira a ganar como Mejor Actor de Reparto, como un reconocimiento merecido y ganado por su interesante, convincente, estudiada y detallada interpretación del "cara de rata Lauda". Viene compartiendo la categoría con Barkhad Abdi (Captain Phillips), Bradley Cooper (American Hustle) y los favoritos en la categoría, Jared Leto (Dallas Buyers Club) y Michael Fassbender (12 Years a Slave). 
Dicho esto, es poco probable que se alce victorioso la noche del domingo 12 de enero, cuando TNT transmita en vivo para toda América Latina la Entrega 71 del Globo de Oro.
por Rafa Sarmiento

PUBLICIDAD
TNTLatam Youtube