Golden Globes: "Nebraska", lo cotidiana fuera de lo cotidiano

La película de Alexander Payne obedece a su constante estilo. ¿Qué probabilidades tiene?

Terminamos de echarle un vistazo a la categoría de Mejor Película Drama, donde dimos por favorita a "12 Years a Slave", y hoy arrancamos el análisis de la otra quinteta de cintas: las nominadas a Mejor Película Comedia y/o Musical. De "Nebraska", film de Alexander Payne, hablaremos en estas líneas que pueden disfrutar, como siempre, en tntla.com.

Woody Grant es un hombre de la tercera edad, jubilado y habitante de Montana. Su vida pasiva, monótona y mediocre se ve alterada cuando recibe por correo un premio de un millón de dólares de parte de una revista cuya sede está en Nebraska. Hasta ese estado hace un absurdo viaje en compañía de su hijo para reclamar el absurdo premio. 

El camino es complicado y una serie de sucesos familiares, así como una retrospectiva de sus vidas, educación, infancia y vicios, cambian para siempre la apreciación que cada miembro de esta familia tiene de su existencia. Hay una mentira de la cual todos se vuelven cómplices y esto traerá consecuencias. "Nebraska" es en momentos una road movie y un retrato cotidiano de gente común(mente) especial.

¿Contra quién compite?
"American Hustle"
"Her"
"Inside Llevyn Davis"
"The Wolf of Wallstreet"

La anécdota
Hace una década, cuando Paul Giamatti ofreció en Nueva York una conferencia de prensa para hablar con los medios sobre su participación en "Sideways", un periodista de nacionalidad francesa le preguntó sobre la mecánica de comportamiento de un "perdedor" como lo era "Miles" –nombre de su personaje-. Antes de que terminara de formular la pregunta, Giamatti rió interrumpiendo e increpando al galo: "¿Y por qué dices que Miles es un perdedor? ¿Quién te dijo a ti que Miles era un perdedor o por qué lo llamas así? ¿Sólo por ser un tipo común y corriente, como tantos que hay en el mundo?... Me parece que no entendiste la película y no te diste cuenta que Alexander Payne habla desde este tipo de gente".

Puntos a favor
Tenemos en "Nebraska" una comedia inteligente construida a partir de situaciones incómodamente graciosas y personajes aparentemente planos, pero tremendamente complejos, como lo es –de hecho- la vida misma.  Al final del día, así es el trabajo de Alexander Payne y es a lo que nos ha acostumbrado en sus últimos films. 
Desde "Sideways", "About Schmidt" o "The Descendants", el realizador originario de Nebraska es un constante estudioso de condiciones humanas a través de esos personajes que podrían ser tus vecinos, tu tío o tu compañero de trabajo. En ello recae la gracia e interés que uno despierta en las producciones de Payne. Son situaciones cotidianas y la empatía y simpatía, por ende, son mucho más fáciles de lograr. 
Él retrata de cerca e íntimamente. Se mete a las vidas, mecánicas, estilos, ideologías, vicios y costumbres del americano promedio.  No apuesta por complicadas tramas o por un derroche de recursos técnicos. Ofrece historias humanas. No más, no menos.
Irónicamente, esta historia no es de él. El guión original es de Bob Nelson y Payne sólo tomó las riendas para dirigir. Hay una historia que es poco predecible, que te envuelve y engaña, que te hace participe y de alguna forma te obliga a tomar partido. Lo gracioso de esto es que vas dando bandazos, experimentando lo que cada uno de ellos siente. El auditorio es un juez externo, sumergido en la complicada mecánica interna de la familia.  Creo que la misión  de la cinta se cumple cuando el espectador termina creyendo y siendo cómplice de la misma mentira, de la cual todo el conflicto nace.
Al tener una trama como esta, el ejercicio actoral se convierte en un interesante reto, pues no hay mucho de donde echar mano. Se tiene que ser tan normal como se puede y ser natural a veces es mucho más complicado que ser aparatosamente dramático. Los diálogos a veces son afiladas dagas y a veces etílicas necedades. Las situaciones son incómodas y uno va sintiendo desde vergüenza ajena hasta ternura y compasión.
Hay una comedia involuntaria por demás divertida y efectiva, en donde de una tragedia familiar o un hecho fuerte las carcajadas abochornadas son inevitables. Todo esto es el molde constante de Payne. Hay un halo deprimente y grisáceo a lo largo de toda la trama y el de Omaha decidió sacar la película en blanco y negro, lo cual imprime un dramatismo mucho más grande y la hace aún más densa.

Puntos en contra
A pesar de tener estas situaciones tremendamente incomodo-divertidas y ser una historia impredecible de la cual uno se prende, es un tanto densa, espesa y tiene ciertos baches de lentitud. Hay pasajes un tanto largos -que si bien están justificados y envuelven al público en esa cotidianidad que te obliga a ver pasar la vida como los protagonistas lo hacen- a veces la concentración disminuye y la ansiedad por tener conclusiones se hace presente.
Hay cierto absurdo en la trama que a veces la hace un tanto desesperante. Uno está esperando a que el coctel molotov estalle y no sucede. Sólo puedes ir viendo cómo se consume la estopa con el combustible, sin que la esperada reacción llegue.
Complicadísimo punto en contra de "Nebraska" son "American Hustle" y "The Wolf of Wallstreet", dos productos de ingenio desorbitante que aplastan al modesto y cotidiano –pero genial- film.

¿Qué posibilidades tiene?
Muy pocas. "Nebraska" está flotando en una quinteta muy complicada y con gente de experiencia y reputación enorme. Irónicamente, los nombres fuertes y conocidos vienen en la comedia y/o musical y no en el drama. 
Scorsese, Russell, Jonze y los hermanos Coen ni más ni menos. No es que Alexander Payne no tenga una reputación y respeto tremendo. Por supuesto que lo tiene. No obstante, su producto quedó muy superado en algunas líneas por las otras cintas de la categoría, por lo que en peso específico va a ser superada. Pronto les revelaremos cuál es nuestra apuesta en esta quinteta.

¿Qué otras nominaciones tiene al Globo de Oro?
Fueron cuatro menciones en total las que logró esta historia escrita por Bob Nelson y dirigida por Payne, y, dicho sea de paso, sigo preguntándome qué habría sucedido si este director hubiera metido la mano en el guión.  Una respuesta exacta jamás tendremos.
Bruce Dern, protagonista, está nominado a Mejor Actor en Comedia y/o Musical. Comparte categoría con todos y cada uno de los protagonistas de las producciones que compiten la máxima de Mejor Película Comedia: Leonardo DiCaprio (The Wolf of Wallstreet), Oscar Isaac (Inside Llewyn Davis), Christian Bale (American Hustle) y Joaquim Phoenix (Her).
Dern es un maniático, obstinado, egoísta e ingenuo hombre de la tercera edad, instalado en el aburrimiento y la depresión de la recta final de su vida. Es capaz de arrancarte carcajadas o de provocarte una absoluta lástima y compasión. Tiene registros que suben y bajan conforme la trama avanza. Grandioso papel. Sin embargo, no pinta como el favorito.
Mejor Actriz de Reparto para doña June Squibb. Está junto a Jennifer Lawrence (American Hustle), Lupita Nyong´o (12 Years a Slave), Julia Roberts (August: Osage County), y Sally Hawkins (Blue Jasmine). Aquí de entrada hay una complicación doble porque la categoría abarca a ambas ramas, la dramática y la comedia. Lograr una nominación entonces era aún más complicado. No obstante, Squibb lo hace por ese papel de la esposa dolor de muelas. 
Ella tiene brazas ardientes en la lengua. Es malintencionada, cruel y tremendamente irónica. Aparece casualmente en las situaciones difíciles, siempre teniendo saliva envenenada cargada de reproches. Muchos de ellos comprensibles y con segura razón, pero es graciosa la mecánica de pareja y de relación madre-hijos que tiene este personajazo. Te mata de risa. Dice lo que nadie se atreve, pero también dan ganas de ahorcarla en ciertos momentos. Enorme papel de Squibb, quien tiene muy pocas probabilidades de resonar frente a lo logrado por la "mexikenyan" Lupita Nyong´o de "12 Years a Slave" que te rompe el corazón en dolidos mil fragmentos. 
Alexander Payne como Mejor Director compartiendo con Paul Greengrass (Captain Phillips), David O. Russell (American Hustle), Steve McQueen (12 Years a Slave) y Alfonso Cuarón (Gravity). Como lo dijimos antes, creemos que el mexicano tiene la probabilidad más alta de ganar y sobre él ponemos nuestra apuesta. 
Finalmente, Bob Nelson logra la mención por su texto compitiendo a Mejor Guión con David O Russell y Eric Singer (American Hustle), Spike Jonze (Her), John Ridley (12 Years a Slave) y Steve Coogan y Jeff Pope (Philomena). Su historia es ya de un ingenio y una teoría interesante de cómo una mentira se va propagando y causando reacciones en una comunidad. La superficialidad y lo convenenciera que es la gente; la incondicionalidad del amor familiar; etcéteras varios. Pero pocas probabilidades tiene. "American Huslte" será la que se erige por encima de las demás por esa escritura brillante, enredada e ingeniosa, de una trama criminal.

Les recordamos que este domingo 12 de enero TNT traerá en exclusiva para toda América Latina la septuagésima primera entre anual del Globo de Oro. Mientras la esperamos, no se pierdan los anteriores artículos dedicados a los Golden y disfruten de los que vendrán.
por Rafa Sarmiento

PUBLICIDAD
TNTLatam Youtube