Golden Globes: "Capitán Phillips", angustia y heroísmo

La cinta es protagonizada por Tom Hanks

Quizá la primera referencia que en mi vida tuve de Paul Greengrass fue aquella obra que documentaba no sólo el concierto, sino toda la ayuda humanitaria recolectada en aquel mítico concierto de 1985 organizado por Bob Geldof bajo el nombre Live Aid para aliviar la crisis humanitaria en Etiopía y otras regiones del continente negro. Si mal no recuerdo, el documental se llamaba "Food Trucks and Rock and Roll" y se consiguió después como parte del recopilatorio que vendieron a partir del 2005, conmemorando los 20 años de Live Aid.

Es importante recalcar este origen porque el realizador empezó su carrera como documentalista, lo cual le ha dado un estilo definido a su forma de hacer y concebir la cinematografía. Lo vimos en aquel episodio de la saga "Bourne" y después en su "United 93" juega con la cámara utilizándola como un personaje más, imprimiendo un realismo grande y dando la sensación de que el espectador está ahí mismo, padeciendo y gozando las cosas junto a sus protagonistas. Ese realismo es muy del documental, el cual lógicamente está retratado de forma cercana.

Estrenada en el Festival de Cine de Toronto, "Capitán Phillips" es un vertiginoso retrato del primer secuestro a un barco americano en más de 200 años. Se trata del carguero Maersk Alabama, que en 2009 fue interceptado por piratas mientras navegaba en aguas internacionales cerca de la costa somalí. Hecho verídico. La película plasma no sólo la angustia, sino la forma en la que la cordura e inteligencia actúan frente a la locura y el miedo. No es únicamente una historia de acción y tensión, un thriller de temporada y nada más; es un film con varios subtextos o perspectivas a partir del simple hecho de la privación de la libertad y el temor.

El espectador es testigo y cómplice de la tripulación con la que vive y padece las situaciones. Está tan bien manipulada que el mismo Síndrome de Estocolmo es transmitido a la audiencia, que tambalea entre la comprensión y compasión, contrapuestos con la ira, el miedo e indignación. Puede ser una cinta que esté dividida en dos partes: un desarrollo fuerte y tensionante –y quizá la parte más valiosa- y otra heroica americana, donde la mano de los estudios grandes se ve y nota en ese afán de buscar más boletos vendidos. Sí… el final para muchos puede ser poco creíble y demasiado "hollywoodense" para un largometraje cuyo desarrollo no cabía en ese mote.

¿Contra quién compite? 
"12 Years a Slave"
"Philomena"
"Gravity"
"Rush"

Puntos a favor
Tenemos una gran historia basada en un hecho real, que además coloca al espíritu humano y a las fuerzas armadas americanas en un plano triunfalista e inspirador. Eso a los votantes –seamos sinceros- les encanta. 
Tenemos un guión bien estructurado sin baches y una dirección que juega con el público como quiere. No hay descansos, no hay respiros. La película posee un ritmo grandioso que se agradece.
Tenemos a uno de los chicos consentidos de la industria tomando el papel principal: Tom Hanks. Está sólido y convincente. Ofrece diferentes registros que van desde el miedo, la pérdida de esperanza, la cordura, la frialdad hasta el aturdimiento y confusión. Va arriba y abajo y tiene una presencia que jamás te hace perder la concentración. Tu atención está centrada en cada frase y decisión que ese Capitán Phillips va lanzando y tomando. 
Su antagónico, el somalí Barkhad Abdi, es un tipo cuyo personaje es tremendamente confuso. Se siente justamente esa empatía y odio al mismo tiempo. Logradísimo. Demasiado para alguien que tiene nula experiencia y estudios en actuación tiene.
La realización de la cinta es magistral. Tenía de entrada una serie de complicaciones por ser un barco en medio del océano, pero está muy bien resuelta la parte del set y la locación. Como antes lo dijimos, el manejo de la cámara es sumamente interesante y pone a esta como un personaje y testigo más. Hay ingenio y originalidad.

Puntos en contra
Quizá el tono heroico, patriotero, expuesto hacia la parte final le hace perder todo ese misterio y atmosfera de terror-tensión que se vive casi en toda la trama. Empieza con el color de "Dog Day Afternoon" y termina siendo un capítulo más de la saga de Jason Bourne. 
El personaje de Hanks no es grandioso. No hablo de las cualidades o capacidad interpretativa, ya que él está fantástico, pero no es un personaje referencia o eterno como el que hizo en Forrest Gump. No es Alexander deLarge, no es Michael Corleone, no es R.P McMurphy. 
La debilidad más evidente es que es una historia un tanto pasajera. Disfrutable en el momento de la experiencia cinematográfica y una porción desechable en la puerta de  salida de la sala. 

¿Qué posibilidades tiene?
Muy escasas. "Capitán Phillips" no se presenta como una fuerte aspirante a ganar, pero dada su calidad, tiene cuatro nominaciones al Globo de Oro, incluyendo la de Mejor Película. El efecto diluido la deja como una decente y honorable contendiente, sin demasiadas posibilidades. Si se levantara victoriosa sería una enorme sorpresa plagada de muchas incongruencias.

¿Qué otras nominaciones tiene en el Globo de Oro?
Tom Hanks es un contendiente serio a la categoría de Mejor Actor Drama, en la cual comparte con Chiwetel Ejiofor (12 Years a Slave), Idris Elba (Mandela: Long Walk to Freedom), Robert Redford (All is Lost) y Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club). Difícil es que se lo lleve. Quizá todo esté dividido entre Ejiofor y McConaughey, los más fuertes de esta categoría.
Barkhad Abdi es ya un ganador. El somalí emigrado a Yemen tras la guerra civil y en la adolescencia a los Estados Unidos, donde estaba empleado como chofer, hoy puede presumir que tiene una nominación al Globo de Oro y una al SAG y aspira a ganar como Mejor Actor de Reparto con su primer papel. Jamás tuvo intenciones de ser actor. Comparte con el alemán Daniel Brühl (Rush), Bradley Cooper (American Hustle), Jared Leto (Dallas Buyers Club) y Michael Fassbender (12 Years a Slave). Estos dos últimos son los más que más chances tienen. Todo se debate entre ellos. Abdi tiene nulas posibilidades.
Finalmente, Paul Greengrass se presenta nominado como Mejor Director. El ritmo irreprochable, la tensión causada, la forma de retratar todo el conflicto le valen la nominación con este gran trabajo, en donde comparte con Steve McQueen (12 Years a Slave), Alexander Payne (Nebraska), David O. Russell (American Hustle) y el mexicano Alfonso Cuarón (Gravity), quien pinta como favorito a llevarse el Globo de Oro este año, apenas seguido por McQueen. Las posibilidades entonces para Greengrass son muy débiles.

Por lo pronto, les recordamos que el Globo de Oro será transmitido en exclusiva a toda América Latina a través de TNT el próximo domingo 12 de enero. Mientras tanto, todos los días iremos analizando a las contendientes y sus posibilidades aquí en tntla.com.
por Rafa Sarmiento

PUBLICIDAD
TNTLatam Youtube