Golden Globes: "12 Years A Slave", la favorita en la categoría

El film de Steve McQueen es el favorito para ganar como Mejor Película dramática. También en otras categorías

En 2009, durante la entrega de los BAFTA, el director y escritor afrobritánico Steve McQueen ganó el honorario Carl Foreman como Nuevo Talento Promesa. Se lo dieron por su trabajo en la cinta "Hunger". Su opera prima era una cruda visión  que retrataba muy de cerca los conflictos a principios de los 80, con las famosas huelgas de aseo y de hambre de los presos del ERI (Ejército Republicano Irlandés) para ser tratados como presos políticos y no como criminales comunes. La Academia Británica no se equivocó cuando se le otorgó. Es un cineasta original, completo y efectivo.

"12 Years a Slave" es apenas el tercer largometraje de este hombre que, con sus obras, ha llegado a las principales premiaciones, manteniendo un estilo y una calidad soberbia. Elegida como la favorita del público en el pasado Festival Internacional de Cine de Toronto, donde se estrenó, tenemos enfrente quizá a la ganadora y protagonista no sólo del Globo de Oro, sino de toda la Temporada de Premios que se viene encima.

El argumento
Salomon Northup era un hombre libre de raza negra, habitante del estado de Nueva York en aquella Unión Americana del siglo XIX debatida entre Sur y Norte, esclavistas y liberales. Casado y con dos hijos, este violinista de profesión es engañado, drogado, secuestrado y vendido en subasta a patrones de campos de trabajo en Georgia.  Teniendo varios dueños, pasa 12 años como esclavo, siendo forzado a trabajar, privado de su legal libertad e imposibilitado siquiera de revisar su caso, avisar o alzar la voz. "12 Years a Slave" es un caso verídico. Es un pedazo vergonzoso en la historia de la humanidad entera; es un relato duro, crudo, indignante y eterno.

¿Contra quién compite?
"Captain Phillips"
"Gravity"
"Philomena"
"Rush"

Puntos a Favor
Por el tema que trata, pudiera parecer uno de esos films "victimistas" de denuncia y martirización. Sin embargo, por el tratamiento y abordaje no se siente así. Como lo ha hecho en sus anteriores cintas, McQueen recorre y analiza meticulosamente el comportamiento humano y los instintos animales, salvajes, crueles y viles que de una persona afloran. Es un transgresor de los límites y es explícito en sus escenas y planteamientos. No hay una bestialidad como a la que recurrió el galo Gaspar Noé en "Irreversible", pero hay una violencia gráfica que considero -incluso- necesaria: Si vas a explorar esos mundos bajos y pestilentes de la humanidad, hay que sumergirse y revolcase en la inmundicia absoluta, aunque hay que saber hacerlo y abordarlo con clase e inteligencia, algo que el realizador logra.
Hablemos de las actuaciones: el británico Chiwetel Ejiofor, el germano-irlandés Michael Fassbender y la "mexikenyan" Lupita Nyongi'o llevan los papeles principales y lo que ofrecen es simplemente –permítanme utilizar esta palabra para describirlo- paralizante.  Tenemos interpretaciones capaces de partirte el esternón en dos y penetrar para estrujarte el corazón. El espectador es -a través de estos actores- una presa fácil de la indignación, el miedo, la rabia contenida, el dolor y la compasión, pero sin necesidad de recurrir a recursos baratos para poder hacerlo. 
No hay un tono inspiracional, aspiracional, heroico de cómo sobreponerse a la tragedia. No hay un "puchero" de víctima oprimida. Es una historia que fluye como tragedia "in crescendo" sin afán aleccionador ni de vendetta histórica social. Es un relato digno de contarse, necesario de contarse."12 Years a Slave", hemos estado insistiendo, es una película eterna, de esos films que te dejan un hueco en la cavidad torácica, que te invitan a la reflexión y el pensamiento, que te tocan las fibras y  que te sacan lágrimas. Es una historia triste y dura vertida en una producción que es para siempre y que te afecta de verdad. Es capaz de dejarte una tarde completa en un estado ralentí.
Encima de todo, además de tener una historia, tratamiento, actuaciones, dirección de primer nivel, tiene unas irreprochables y magnificas cualidades técnicas, un oficio increíble. El diseño de arte es brillante. Hay una interesante fotografía en claro oscuros y movimientos tenues contemplativos, aun cuando la escena es asquerosa y escalofriantemente violenta. 
Lo dijimos antes también: Atención a la música. Hans Zimmer, el siempre ocupado músico alemán, trae una muy sencilla partitura, pero con una presencia aplastante. Al escuchar el primer acorde de la recurrente melodía titulada "Salomon" los sentidos se ablandan, la garganta pesa y las emociones fluyen. Esta partitura puede llegar al Oscar sin duda.

Puntos en Contra

Quizá mucha gente sienta una confusión fuerte en el tratamiento del largometraje y la vean justamente como aquello que estoy negando, como una vendetta histórica social. El cine, al final del día, es un arte y con esto la apreciación y percepción individual tendrá variantes. Lo que para unos es sublime para otros puede llegar a ser grotesco y aquí viene quizá otro punto que le puede jugar en contra: la violencia gráfica. Insisto en que es necesaria y que tiene que ser parte de. Lo que es indiscutible es que es parte del estilo que McQueen ha plasmado en sus tres películas. Es un director capaz de bajarte el estómago en cosquillas de impresión a través de sus diálogos fuertes o de las explicitas escenas. A algunos quizá les parezca innecesario, de mal gusto o exagerado y eso podría ser perjudicial para el film. Por el resto, "12 Years a Slave" es casi intachable. 

¿Qué posibilidades tiene?
Muchas. De hecho, se presenta como la gran favorita de la categoría. El eslabón más fuerte de la cadena. Las cualidades cinematográficas, sumado al efecto devastador y el eco que deja en el alma, la hacen una obra eterna que seguro será referencia y un pedazo de la historia.Ganó en Toronto, pinta como favorita para el Globo de Oro y será –lo adelantamos- protagonista en los Oscar. Nuestra apuesta, sin duda y ciegamente, es por esta cinta.  De cerca, "Gravity" podría hacer la hazaña, pero lo vemos difícil.

¿Qué otras nominaciones tiene en el Globo de Oro?
Mejor Actor en Drama para el londinense Chiwetel Ejiofor. Comparte esta categoría con Tom Hanks ("Captain Phillips"), Idris Elba ("Mandela: Long Walk to Freedom"), Robert Redford ("All is Lost") y Matthew McCounaghey ("Dallas Buyers Club"). Con este último pelea la categoría. Tanto McCounaghey como Ejiofor son los favoritos a llevarse el galardón. Chiwetel ofrece  una dolorosa interpretación que conmueve por completo. Papel conquistador que le puede dar el Globo de Oro. Para nosotros, será el ganador.
Mejor Actor de Reparto para Michael Fassbender.  Compite contra Bradley Cooper ("American Hustle"), Daniel Brühl ("Rush"), Barkhad Abdi ("Captain Phillips") y Jared Leto ("Dallas Buyers Club"). De nuevo, con este último, también de "Dallas Buyers Club", está debatida la categoría. Honestamente, me pareció bastante más completo y poderoso el rol de Fassbender, que tenía recursos más limitados de donde echar mano y que terminó siendo una incontrolable bestia que te provoca un terror y rechazo absoluto. Gloriosa interpretación de quien debe ganar esta categoría, aunque Leto, con su transformación física, puede convencer más a los votantes.
Mejor Actriz de Reparto para Lupita Nyong'o. Comparte la categoría con Sally Hawkins ("Blue Jasmine"), Jennifer Lawrence ("American Hustle"), June Squibb ("Nebraska") y Julia Roberts ("August: Osage County"). Considero que apuntaría a la nacida en México de padres keniatas para embolsarse el Globo de Oro con su primer papel en un film. De cerca, pisándole los talones, Lawrence, quien está graciosa y con una enorme presencia en "American Hustle". Sin embargo, el tipo de papel y registros, así como la capacidad y transmisión de emociones de Lupita, es más vasta y generosa que el resto de las nominadas en la categoría.
Mejor Director para Steve McQueen. Está junto a David O. Russell ("American Hustle"), Paul Greengrass ("Captain Phillips"), Alexander Payne ("Nebraska") y el mexicano Alfonso Cuarón ("Gravity"). Este último, el del Distrito Federal, se perfila como el favorito en la categoría debido al trabajo colectivo y amplio que hizo. Les invitamos a echar una revisada al texto de "Gravity" contenido en esta sección para entender a lo que nos referimos. Si Cuarón tiene un rival cercano, que lo huele como depredador, es sin duda Steve McQueen. Podría ser. Todo entre este par, aunque nuestra apuesta es por Cuarón.
Mejor Guión para John Ridley, quien comparte esta categoría con David O. Russell ("American Hustle"), Spike Jonze ("Her"), Bob Nelson ("Nebraska") y Steve Coogan y Jeff Pope ("Philomena"). Ridley presenta amplias posibilidades para llevárselo. Logró una grandiosa adaptación de la dolorosa e impactante autobiografía de Solomon Northup. No obstante, es justo eso, un guión adaptado, por lo que como favorito pondríamos a David O. Russell y su perfectamente bien escrita, impredecible, ingeniosa y enredada "American Hustle".
Mejor Banda Sonora para Hans Zimmer. Aquí aparece junto a Steven Price ("Gravity"), Alex Ebert ("All is Lost"), Alex Heffes ("Mandela: Long Walk to Freedom") y  John Williams ("The Book Thief"). Lo dije antes: Es brillante lo de Zimmer y un amplificador natural de emociones. Una partitura sencilla construida a partir de una base con una progresión de cuatro notas con tres variaciones. Violines, cellos y flauta transversal en ese tema recurrente. Serio candidato, aunque nuestra apuesta está sobre Steven Price y lo escrito en el pentagrama para "Gravity". El sonido casi sordo -si me permiten la contradicción- y esa atmosfera helada, tenebrosa, misteriosa e infinita es digna del máximo reconocimiento.

¡Lo dicho! El domingo 12 de enero TNT transmitirá en vivo para toda América Latina y desde el Beverly Hilton la septuagésima primera entrega del Globo de Oro. ¿Están ustedes de acuerdo con nuestras predicciones?
por Rafa Sarmiento