"El mayordomo de la Casa Blanca" el himno triunfalista de Lee Daniels

El film podría competir en la categoría de Mejor Película en la próxima entrega de la Academia

Este fin de semana estrena en salas de México "El Mayordomo de la Casa Blanca" (The Butler), apenas el cuarto largometraje del realizador afroamericano Lee Daniels, a quien recordamos sobre todo por "Precious", con la cual -si bien no debutó- se dio a conocer mundialmente. Esta tuvo la ferocidad de la América negra marginal. Un retrato fortísimo y conmovedor, un enorme trabajo que les valió seis nominaciones al Oscar y en donde ganaron Mo'Nique (actriz de reparto) y Geoffrey Fletcher (guión adaptado).

Me es importante citar el caso específico de "Precious" porque tiene este halo de "black cinema" como las películas de John Singleton. Sin tanta denuncia, pero yendo al fondo de la problemática que envuelve a la comunidad negra americana y también un poco en cómo ha sido víctima de innumerables injusticias. El tema en "Precious" venía también de la misma automarginación y contada desde el resentimiento. Daniels, abiertamente gay, alguna vez comentó que su padre, un oficial de la Policía de Philadephia, intentó "quitarle" la homosexualidad a base de golpes y cinturonazos. No es de extrañarse entonces aquella frialdad y crudeza en el trato e imagines que nos ofreció y que nos conmovieron hasta las lágrimas. 

El año pasado hizo "Paperboy" con la que una transformada y vulgar Nicole Kidman llegaba al SAG y al Globo de Oro por su papel. Había también mucho del odio y rencor racial e irónicamente había también una difícil relación paternal. El cine, como medio de expresión artística para sus creadores, ha sido el móvil para que Lee Daniels vierta y cure sus dolores en ese sentido. 

Basada en una investigación que hizo el periodista Wil Haygood y adaptada a pantalla por Danny Strong, "El Mayordomo de la Casa Blanca" es la historia de Eugene Allen (en la película llamado Cecil Gaines), un hombre que sirvió a ocho presidentes y que fue testigo de la transformación social a la que la comunidad negra fue sometida a través de las décadas.

Hijo de un jornalero de los campos algodoneros de Macon Georgia, sirvió como "criado de interior" en una mansión para después emigrar al Norte, donde consiguió servirle al hombre más poderoso del mundo. Y lo hizo con ocho de ellos. La lucha por los derechos civiles, el voto, los salarios, la equidad en la educación, la abolición de la separación fueron cosas que vivió de cerca con una doble carga moral de agradecimiento y frustración. 

Su hijo mayor estaba metido en el movimiento de derechos civiles encabezado por Martin Luther King Jr. y después en el grupo radical Panteras Negras lideradas por Malcolm X. Estos hechos hicieron que la relación con su hijo fuera un tanto ríspida y delicada. No. No estoy echando a perder la trama ni contando nada que no venga en el tráiler promocional de la misma.

Es una coincidencia extraña que este año estrena junto con "12 años Esclavo" (12 Years a Slave), de la cual hablaremos muy pronto. Ambas traen el tema de la segregación, discriminación y humillación a la que la comunidad negra ha sido sometida en la historia de quienes se presumen los reyes de la democracia. "12 Years a Slave", sin embargo, tiene un tono completamente diferente que ya trataremos.

"El Mayordomo de la Casa Blanca" viene con un son triunfalista e inspirador. Hay altibajos emocionales, en donde se pasa del orgullo a la indignación ida y vuelta. La tristeza sucumbe ante la felicidad y esta se apaga con una cubetada helada de asco. Hay un discurso de supervivencia, orgullo y resistencia vigente y algo de victimismo y sentimentalismo. No estoy diciendo de ninguna forma que no sea válido o necesario. Simplemente estoy hablando del tono.

Creo que, dependiendo de cuantas producciones vaya a nominar la Academia este año, esta será incluida en la máxima lista o dejada de lado. Podría entrar como la novena o décima de las diez. No dudaría (aunque arriesgándome a que es aún temprano) que Forest Whitaker pueda hacer la competencia en la categoría de Actor Principal. Al corpulento hombre del ojito caído le sienta de forma fantástica el papel. Es una figura aplastante y siempre lo hace de forma genial. 

Tenemos una producción compleja que atraviesa diversos periodos de la historia americana. Por ello es que también hay un elenco grande y experimentado. Mucho renombre. Oprah Winfrey (no había mejor representante de su comunidad que ella), Cuba Gooding Jr., John Cusak, Terrence Howard, Robin Williams, Jane Fonda, Alan Rickman y un largo, largo etcétera. Es un film aparentemente complicado, pero bien contado y contextualizado. Cabe destacar, como mera curiosidad, que al igual que en "Precious" tanto Mariah Carey como Lenny Kravitz aparecen, el último con un papel mucho más relevante.

La película está bien y juega un poco con las emociones. El objetivo es muy específico. Es un buen retrato y sin duda alguna una historia digna de contarse. Sigue sin convencerme el titulo original "Lee Daniel´s The Butler". El poner su nombre me parece un acto un tanto ególatra. No es una historia que tenga diversas direcciones y versiones. Tampoco es un cineasta de aplastante y abultada filmografía como para que lo firme. No sé. Quizá estoy quisquilloso o envejeciendo prematuramente.

"El Mayordomo de la Casa Blanca" estrena este viernes. Es un largometraje valioso y si antes de ver esta pueden ver "Mississippi en Llamas" y "Malcolm X" quizá les otorgue una visión diferente.
por Rafa Sarmiento